Injerto capilar o microinjerto: todo lo que debe saber

Qué es un injerto capilar

Cuando una persona presenta una importante pérdida capilar, el pelo perdido puede recuperarse a través de la técnica del injerto capilar, también llamado microinjerto. Esta técnica es muy ventajosa, ya que no produce rechazo del implante, por venir del propio paciente. El proceso se lleva a cabo mediante anestesia local, lo cual hace que los riesgos sean muy reducidos y que la recuperación posterior sea bastante rápida. Tras unos días, el paciente se puede ir incorporando a su vida cotidiana.

Cómo se hace un injerto de pelo

Para llevar a cabo el proceso, el cirujano empieza extrayendo folículos pilosos del cuero cabelludo. A continuación, lo implanta en una zona donde haya menos densidad de pelo, respetando el ángulo de crecimiento del cabello. Esto hace que el resultado se vea con un aspecto natural y muy estético. Tras un breve periodo de adaptación, el pelo injertado comenzará con su crecimiento natural, como si siempre hubiera estado ahí. Aunque los injertos capilares suelen utilizarse sobre todo en el área del cuero cabelludo, también es posible hacerlo en otras zonas como barba y cejas.

Por qué se cae el pelo

Los motivos de pérdida capilar son muchos, aunque la mayoría se deben bien a factores genéticos o bien a situaciones de estrés. Algunas personas presentan está pérdida a partir de los 30 años, pero en otras es posible que se de con muchos menos años. Por otra parte, la alopecia es más común en hombres que en mujeres, pero los injertos capilares se pueden hacer en ambos sexos.

Esperamos que esta información le haya sido útil y le animamos a que contacte con nosotros si desea saber más sobre nuestros servicios, o si tiene alguna duda. Solo tiene que llamarnos o utilizar el formulario que le presentamos a continuación. Nuestro equipo le responderá lo antes posible.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE